Ir al contenido principal

Un premio merecido para Lagunilla y equipo


El pasado viernes, por fin, se dio uno de esos momentos que toda la afición lasartearra buscaba y ansiaba con una victoria para el equipo del Lagunilla. Pese a que no fuese como jockey, Ángel Sánchez Martín (alias Lagunilla), sí logró con MR SUNSHINE conseguir esa ansiada victoria como entrenador y propietario del caballo. Un triunfo sumado con el gentlemen Andoni Lezama en la silla.

Sin embargo, tras este acontecimiento hay mucho más que el aficionado no ve. Y es que un caballo como MR SUNSHINE llegó al entrenamiento de Lagunilla hace pocas semanas. Una llegada que se produjo por la inesperada y desgraciada pérdida de TOSCA, la yegua que era de su propiedad. Entonces, con la temporada donostiarra acechando se dio la oportunidad de llegar a un acuerdo con Ion Elarre para alquilar a MR SUNSHINE. De este modo, podría competir en casa con un caballo con sus colores y a poder ser montado por él.

Tal vez, Lagunilla no sea el mejor jockey del mundo, pero su profesionalidad está por encima de cualquier duda. A sus 52 años es junto a José Luis Martínez el jockey más veterano activo en carreras en España. Debutó como aprendiz el año 1987 con SPACIAL en Madrid y hasta ahora 35 años después. Un dato que tiene un gran mérito, a lo que habría que añadir que la profesión de Ángel es otra, siendo un trabajo ajeno al mundo del turf. No obstante, ese no es un obstáculo para él que antes que nadie y casi antes de que salga el sol esté presente para hacer las labores de entrenamiento y preparar a su caballo. Un mérito increíble, que aunque esté la mayoría de las veces vacío de éxitos en la pista está lleno de ilusión y ganas.

Hasta hace unos días pasaron casi 22 años desde que la chaquetilla blanca y azul marina a rayas pasó por última y primera vez por ganadores. Un hecho que se produjo con POLYNETA. Concretamente esa victoria llegó un 23 de julio del año 2.000 en un Premio Radio San Sebastián Cadena Ser, un hándicap de 2ª parte sobre 1.600 metros. Esta yegua ganó montado por el propio Lagunilla con sus propios colores y bajo la preparación de Ángel Imaz. Tras el gran vínculo formado con su yegua decidió criar con ella dando caballos humildes como LEYENDA, EL NIGROMANTE o MATXOTE.


Ya era hora de que se llevase una alegría así con el calor de una afición que le aprecia y le aplaudió con ímpetu esa victoria de MR SUNSHINE. La siguiente vez ojalá sea con Ángel como jockey, lo cual no consigue desde el año 2006 con BORAH BORAH en Madrid. Y en esta ecuación tampoco hay que olvidar a Andoni Lezama, que después de años y años compitiendo en el Hipódromo de San Sebastián cosechó su primera victoria como gentlemen en dicho lugar.

El amateur vizcaíno igualmente rompió el ecart de 75 carreras sin ganar. Había que remontarse al año 2010 en Loredo con TOP WEST para ver su última victoria. Ganador en las playas cántabras, en Ribadesella, en el Hipódromo de Oviedo o en el Hipódromo de Antela, le faltaba ese antorchado en el centenario circuito de San Sebastián. Lezama y Lagunilla son amigos desde hace muchos años y tras varios intentos en el pasado lograron triunfar juntos en un día que jamás olvidaran. Aquellos que pudieron ver el festejo vivido en el paddock de ganadores y en el cuarto de jockeys reflejaba el cariño por los protagonistas de la prueba darán fe de lo especial que fue dicho momento.

Sin duda, lo conseguido alrededor de MR SUNSHINE por Lagunilla y Andoni Lezama en el Premio Emakumeok Mugimenduan: Mujeres y Activas el Viernes Santo fue un regalo muy especial para todas las personas implicadas. Un premio merecido y es que por suerte, en las carreras de caballos no siempre ganan los mismos y menos mal. La magia del turf estuvo presente en el Hipódromo de San Sebastián.


Foto portada: Ángel Sánchez Martín (Lagunilla) - Andoni Lezama y MR SUNSHINE | Foto: Dabid Argindar

Comentarios

Entradas Populares

Yeguada Militar, historia de nuestro turf

  Cuadras míticas en nuestras pistas hay muchas y ha habido muchas. Pero a todo aficionado de nuestras pistas si le hablan de una chaquetilla roja con cruz de San Andrés verde y gorra verde le viene a la cabeza la Yeguada Militar. Colores que han tenido tiempos de gloria y tiempos de más penurias, pero siempre en nuestras pistas. Ha habido grandes colores que hemos mencionado en otros posts, otros en cambio, han pasado a la historia como es el caso de Rosales, Mendoza, Conde de Villapadierna, Ramón Beamonte, Alborada, Madrileña… De estos colores y de estas épocas poco siguen en pie solo cuadras como la Yeguada Urdiñ-Oriya, el Duque de Alburquerque y la mencionada Yeguada Militar. De este último precisamente hablaremos en estas líneas, pese a que sea difícil reunir todo en un artículo. Según datos obtenidos a partir del año 1941 y hasta hoy la Yeguada Militar ha conseguido ganar en 8 ocasiones la estadística de propietarios (1941 a 1943 y 1945 a 1949) y en 37 ocasiones la estadística

Lore-Toki, la cuna de las yeguadas en España

  A raíz del artículo publicado sobre la historia de la Yeguada Militar el jefe de la yeguada, Antonio Suñén se puso en contacto con un servidor para realizar una visita a la instalaciones situadas entre Hernani y Donosti. Mañana soleada, perfecta para la visita. Me acompaña en esta aventura mi padre, otro gran fan de los colores rojiverdes. Reconozco nunca haber asistido a una yeguada de PSI, por lo que me presento virgen a las puertas del recinto, que está formado por una valla de color rojo y verde con los iniciales de la yeguada (YM). Nada más entrar padre e hijo nos fijamos en dos yeguas madres con dos productos recién nacidos en un prado donde solo están ellas. Tras las presentaciones con Antonio volvemos cuesta abajo a ese prado que nos fijamos nada más entrar. Las yeguas resultan ser Jutlandia (Dyhim Diamond y Molinera) e Itaqui (Dyhim Diamond y Ragamuffin Mandy), junto a ellas están dos hembras que no se separaban de sus madres. Se me acerca con curiosidad Jutlandia junto a

Alejandro Gutiérrez Val, de Ashdeuzo a El Caney

El 24 de junio se produjo la confirmación de Alejandro Gutiérrez Val como jockey en España al ganar con El Caney el Gran Premio de Madrid. Hasta hace poco su trayectoria profesional ha sido desconocida por muchos. En cambio, la historia de este jockey nacido en la localidad cántabra de Requejo comenzó a escribirse varios años antes. Sus primeros pasos en el mundo del turf los dio, como otros tantos jóvenes cántabros, de la mano de Enrique Puente en la playa de Laredo. Sin embargo, algo que comenzó como un pasatiempo en vacaciones pasó a convertirse en su futuro oficio. Su buen hacer hizo que debutase en Laredo el año 2014 con Ashdeuzo siendo sexto a unas semanas de cumplir los 16 años. Mientras que su debut en San Sebastián fue semanas después con Banbu en el Memorial Emilio Castiñeyra. En su segunda actuación fue quinto ante el asombro de muchos aficionados que veían a un chaval que tenía cara de niño y un cuerpo todavía sin desarrollar. Tras el verano, dio el gran paso de irse a