Ir al contenido principal

Benditos reclamares ¿o no?


 

El hecho de que un caballo haya sido adquirido en un reclamar y que posteriormente consiga un gran premio últimamente se ha visto como una incorporación a nuestras carreras que lleva consigo un tono peyorativo, paupérrimo o negativo, cuando no debe ser así. Parece que por el hecho de comprar un caballo en una carrera de venta ya estaríamos hablando de un ejemplar malo o que tiene que ser un caballo que no puede disputar un gran premio, hablando siempre en términos y valores referentes al nivel del turf español.

Personalmente me parece muy incorrecta esa idea, que viene últimamente predispuesta por varios aficionados incluso profesionales. Comprar un caballo en un reclamar es para mí un arte, al igual que cuando se adquieren en una subasta. También lo digo porque últimamente sigo casi todos los reclamares franceses, pero eso ya es una batallita de un servidor. A veces esos fichajes salen bien y otras veces mal. Tanto las compras de subastas como las de reclamares son métodos igualmente meritorios y nada fáciles ni de atinar ni de acertar. Es más, ahora que el Brexit está en vigor las compras que habitualmente se hacían provenientes de Tattersalls se han visto damnificadas, por todos los temas administrativos y tributarios que trae consigo traer un caballo en entrenamiento desde las islas. Por ello, los reclamares franceses se han convertido en una alternativa por lo general más sencilla para conseguir incorporaciones para nuestras carreras por el tema del papeleo y demás.

Algunos igualmente dicen que comprar este tipo de caballos, que en principio “nadie quiere y por algo será” empobrecen el nivel de nuestras carreras. Sin embargo, esa idea habría que ir borrándolo de nuestra mente y para ello lo mejor es exponer una serie de ejemplos recientes y no tan recientes de nuestro turf que han sido adquiridos en ese tipo de carreras y que han sido compras más que satisfactorias. Siempre recordando también que el turf español es un turf importador y no exportados, por lo que comprar caballos en reclamares debe ser un método fundamental para la subsistencia de la cabaña que tenemos.

Pero volviendo a los ejemplos, de primeras, solo si nos centramos en las compras relativamente recientes que han triunfado este año 2021 podríamos hablar de THE WAY OF BONNIE (35.122€), WHAT’S UP (27.180€), IRON DUKE (21.900€) o CHEVALIER CATHARE (26.800€). Cuatro de los mejores caballos en la actualidad del turf español que han sido comprados desde este enero hasta ahora. THE WAY OF BONNIE ha ganado los premios Rheffissimo y Copa de Oro, además de ser segundo del Gran Premio de Madrid, en sus tres salidas a la pista con la Yeguada Rocío. WHAT’S UP ha vencido en el Torre Arias y en el Cimera, así como ha sido tercero del Gran Premio Claudio Carudel, en sus tres participaciones para el Marqués de Miraflores. En un escalón más bajo estarían caballos como IRON DUKE que parece que está renaciendo para ser el rey de las playas de Sanlúcar con dos buenos triunfos allí (por ahora) y cosechando un buen reclamar en La Zarzuela. Asimismo, citaríamos a CHEVALIER CATHARE que en sus dos carreras con Río Cubas ha estado muy cerca del éxito siendo tercero en sus dos actuaciones donostiarras tanto en la preparatoria como en la misma Copa de Oro.

Y si echásemos la mirada unos meses atrás tendríamos otros caballos todavía presentes entre nosotros algunos y que hace poco han pasado por ganadores o han sido colocados en grandes premios como fuese el caso de FEDERICO (22.001€), STELVIO (36.000€), BARBARIGO (20.405€), QATAR RIVER (14.311€) o SALAR ISLAND (25.300€). Para empezar, el pupilo de William Armitage ha ganado varias carreras de nivel, incluso ha sumado varias colocaciones de prestigio en España. STELVIO por su parte, nada más llegar a las filas de Calderón sumó el Villamejor en Madrid y ganó una Clase 1 en Angers, incluso tuvo buenas colocaciones francesas. Ahora en cambio, se tendrá que reponer de su lesión. Una lista en la que estaría también un caballo batallador como BARBARIGO que es rentable como pocos con muchos triunfos y un tercer puesto en el Gobierno Vasco del 2018. Otro caballo como QATAR RIVER que ha ganado buenas carreras en España y también en Francia con grandes resultados como por ejemplo su triunfo en Quinte son sinónimos de caballo de gran valor adquirido en un reclamar. Finalmente, por citar otro caballo de nivel más que aceptable tendríamos a SALAR ISLAND, que ha sido precisamente reclamado recientemente en Vichy, ganó el Gran Critérium a dos años y que a posteriori se hizo con buenas victorias y colocaciones en tierras españolas.

De todas formas, tampoco hay que poner el foco en los caballos que se pelean solo en grandes pruebas para ver que comprar en reclamares puede ser un método muy aceptable. En este sentido, por mencionar a algunos caballos me gustaría remarcar a caballos como OASIS COVE (7.000€), INCITATUS (6.300€), HONOR BERE (8.001€), CITY GENT (8.057€), SAY GOOD BUY (16.116€) o HOT SPOT (13.888€). Ninguno de ellos alcanzó unos precios desorbitados, pero sus rendimientos en carreras están siendo muy positivo en forma de triunfos y colocaciones. Todos ellos han ganado para sus nuevos responsables, algunos inclusos carreras de cierto nivel como Quinte o han pasado múltiples veces por el paddock de ganadores. La cuestión es acertar y ver futuro en una inversión inicial que siempre puede dar vértigo por enfrentarse a una incógnita.

Y es que además si observamos los sitios o lugares que han sido comprados algunos de los recientemente nombrados caballos estaremos de acuerdo con que no es lo mismo adquirir un caballo en un pueblo como Dax, Montlucon o Mont de Marsan, o en un hipódromo top francés como Deauville o cualquier hipódromo parisino. No es lo mismo entre otras cosas porque los precios varían, el nivel de los caballos es mayor o menor y los competidores en el buzón para reclamar son mayores o menores. Eso sí, al final, si la suerte nos acompaña o no en esa particular apuesta realizada es la X que despejar por todos los pujadores.

Para seguir con este tema, pese a que pueda parecer que el hecho de comprar un caballo en un reclamar para correr un gran premio en España es una moda o algo novedoso, estamos equivocados. Desde la reapertura de Madrid varios campeones fueron comprados tras participar en un reclamar francés. Seguro que hay varios casos más, pero a mí de primeras me vienen a la cabeza tres caballos de un cierto valor que llegaron a nuestras carreras por esta vía como es el caso de NURENIEVA (29.001€), PREMIER GALOP (51.500€) o TRIP TO THE MOON (35.510€). Los dos primeros fueron la reina y el rey, respectivamente, de la Cuadra Zurraquin. Colores con los que se hicieron con varios antorchados de prestigio. Para empezar, la hija de Enrique fue ganadora del Valderas 2006, así como segunda del Memorial y del Kutxa, tercera del Diputación y del Villamejor y cuarta del Beamonte, todo ello a 3 años y teniendo en frente, entre otras, a la campeona Baldoria. A su vez, PREMIER GALOP hizo el doblete Villapadierna – Gran Premio de Madrid en el 2007, siendo el único en conseguirlo desde la reapertura madrileña. Si las lesiones hubieran respetado a este caballo podría haber llegado con seguridad a mayores metas… Para concluir con el repaso de campeones del pasado importados tras ser reclamados hablaríamos de TRIP TO THE MOON, una yegua que fue estuvo imbatida en el turf español al ganar el doblete Gobierno Vasco – Hispanidad del año 2006, más la preparatoria del Gobierno Vasco. Luego, en sus aventuras galas igualmente pudo sumar un Listed en Saint-Cloud y se hizo con colocaciones en un Grupo II en Turquía (tercera) y en un Grupo III en Alemania (segunda).

En definitiva, sé que hablar únicamente de los caballos que han sido exitosos es lo sencillo, pero considero que poner sus nombres encima de la mesa sirve para demostrar que eso de que por comprar en un reclamar un caballo no debe tener la coletilla de ser “malo o lleno de problemas”. Y es que el arte de los reclamares está en buscar y estudiar muchos caballos, anotarlos en tu libreta particular, aunque después muchos se te escapen por varios motivos como el precio o circunstancias de carreras y finalmente. algunas veces acertarás y otras veces fracasarás. Vamos, el día a día de las carreras, ya que todo no es matemática en esta vida y menos mal. En fin, benditas carreras y benditos reclamares…


Foto portada: Rafa Lorente

Comentarios

Entradas Populares

Yeguada Militar, historia de nuestro turf

  Cuadras míticas en nuestras pistas hay muchas y ha habido muchas. Pero a todo aficionado de nuestras pistas si le hablan de una chaquetilla roja con cruz de San Andrés verde y gorra verde le viene a la cabeza la Yeguada Militar. Colores que han tenido tiempos de gloria y tiempos de más penurias, pero siempre en nuestras pistas. Ha habido grandes colores que hemos mencionado en otros posts, otros en cambio, han pasado a la historia como es el caso de Rosales, Mendoza, Conde de Villapadierna, Ramón Beamonte, Alborada, Madrileña… De estos colores y de estas épocas poco siguen en pie solo cuadras como la Yeguada Urdiñ-Oriya, el Duque de Alburquerque y la mencionada Yeguada Militar. De este último precisamente hablaremos en estas líneas, pese a que sea difícil reunir todo en un artículo. Según datos obtenidos a partir del año 1941 y hasta hoy la Yeguada Militar ha conseguido ganar en 8 ocasiones la estadística de propietarios (1941 a 1943 y 1945 a 1949) y en 37 ocasiones la estadística

Lore-Toki, la cuna de las yeguadas en España

  A raíz del artículo publicado sobre la historia de la Yeguada Militar el jefe de la yeguada, Antonio Suñén se puso en contacto con un servidor para realizar una visita a la instalaciones situadas entre Hernani y Donosti. Mañana soleada, perfecta para la visita. Me acompaña en esta aventura mi padre, otro gran fan de los colores rojiverdes. Reconozco nunca haber asistido a una yeguada de PSI, por lo que me presento virgen a las puertas del recinto, que está formado por una valla de color rojo y verde con los iniciales de la yeguada (YM). Nada más entrar padre e hijo nos fijamos en dos yeguas madres con dos productos recién nacidos en un prado donde solo están ellas. Tras las presentaciones con Antonio volvemos cuesta abajo a ese prado que nos fijamos nada más entrar. Las yeguas resultan ser Jutlandia (Dyhim Diamond y Molinera) e Itaqui (Dyhim Diamond y Ragamuffin Mandy), junto a ellas están dos hembras que no se separaban de sus madres. Se me acerca con curiosidad Jutlandia junto a

Alejandro Gutiérrez Val, de Ashdeuzo a El Caney

El 24 de junio se produjo la confirmación de Alejandro Gutiérrez Val como jockey en España al ganar con El Caney el Gran Premio de Madrid. Hasta hace poco su trayectoria profesional ha sido desconocida por muchos. En cambio, la historia de este jockey nacido en la localidad cántabra de Requejo comenzó a escribirse varios años antes. Sus primeros pasos en el mundo del turf los dio, como otros tantos jóvenes cántabros, de la mano de Enrique Puente en la playa de Laredo. Sin embargo, algo que comenzó como un pasatiempo en vacaciones pasó a convertirse en su futuro oficio. Su buen hacer hizo que debutase en Laredo el año 2014 con Ashdeuzo siendo sexto a unas semanas de cumplir los 16 años. Mientras que su debut en San Sebastián fue semanas después con Banbu en el Memorial Emilio Castiñeyra. En su segunda actuación fue quinto ante el asombro de muchos aficionados que veían a un chaval que tenía cara de niño y un cuerpo todavía sin desarrollar. Tras el verano, dio el gran paso de irse a