Ir al contenido principal

King Power Racing, el sueño tailandés


En el mundo del turf es habitual ver cada cierto tiempo gente que invierte en caballos de una manera muy importante, haciendo adquisiciones millonarias. Cierto es que los últimos años, este tipo de propietario se relaciona cada vez más con el perfil de un jeque árabe, pero no tiene por qué ser así. Esa persona ajena al mundo árabe lo podría cumplir Vichai Srivaddhanaprabha, un empresario de origen tailandés, que era el CEO de la empresa de venta minorista libre de impuestos King Power. ¿Qué no os suena su nombre?

Seguramente si os contesto diciendo a la pregunta diciendo que fue el propietario y presidente del milagroso club de fútbol Leicester City, tal vez os suene más su cara. Sí, Vichai era el líder de ese conjunto inglés que consiguió ganar la Premier League de manera inesperada y sorpresiva la temporada 2015/ 2016. Pues bien, después de ese éxito futbolístico, el empresario asiático se sumergió también en el mundo del turf a partir del año 2017 comprando varios caballos en entrenamiento. A su vez cabe mencionar que su relación con el mundo del caballo se retrotraía más atrás, ya que este empresario tailandés era muy conocido en la disciplina de polo tanto en su país natal como en el extranjero. Hasta fue presidente del prestigioso Ham Polo Club en Inglaterra entre los años 2008 y 2012.

En este sentido, Vichai estableció en el Reino Unido su centro de operaciones turfístico. En su primer año de existencia (2017) el denominado King Power Racing consigue ganar 8 victorias y 17 colocaciones sobre 48 salidas a la pista. Destacaron en este año de debut los éxitos del Joel Stakes (G2) y Thoroughbred Stakes (G3) con BEAT THE BANK a dos años y el Haydock Gold Cup (Heritage Hándicap) anotado por DONJUAN TRIUMPHANT. Dos importantes fichajes realizados en trato privado que dieron buenos frutos posteriormente en pista. Igualmente, en este primer año se sumaron al proyecto ejemplares interesantes como TISBUTADREAM o CLEONTE que consiguieron buenos resultados.


Vichai con sus caballos | Foto: Thoroughbred Daily News

Después, el año 2018 la cuadra fue progresando, sumando más victorias, 42 en concreto. En este sentido siguieron destacando en la cuadra como en el pasado, BEAT THE BANK y DONJUAN TRIUMPHANT. El primero, consiguió ganar el Summer Mile Stakes (G2) en Ascot y el Celebration Mile Stakes (G2) en Goodwood. Mientras que el segundo, ganó un Listed en el Reino Unido y se colocó tercero en el Sprint Stakes (G1) y fue cuarto tanto en el Sprint Cup Stakes (G1) como en el Lennox Stakes (G2).

Asimismo, habría que señalar a buenos caballos que portaron las sedas blanquiazules aquel año. Como por ejemplo a WELL DONE FOX, un dos años que fue doble vencedor de Listed en el año, así como colocado en segundo lugar en el Flying Childers Stakes (G2) y tercero en el Cornwallis Stakes (G3). Como remarcables fueron también las victorias de MORANDO, VINTAGE BRUT, PIVOINE o CLEONTE en varios hipódromos ingleses. A su vez, habría que señalar la triple colocación en tercera posición de SHINE SO BRIGHT en carreras de Grupo 2 o el tercer lugar ocupado por FOX TAL en el Criterium de Saint-Cloud (G1) en tierras galas.

 De este modo se aprecia como en el año 2018 se da un salto de calidad en la cuadra de Srivaddhanaprabha, pero no todo es positivo. Y es que un 27 de octubre de 2018 tras la finalización del partido Leicester City – West Ham United (1-1) nada más despegar el helicóptero de Srivaddhanaprabha (que él mismo ocupaba en ese instante junto a otras cuatro personas) se estrelló frente al King Power Stadium. Produciendo, tristemente, el resultado de muerte de todos sus ocupantes. Curiosamente esa fecha fatídica y horas antes del accidente, un caballo del propietario tailandés llamado MORANDO había ganado un Grupo 3, haciendo empate junto a YOUNG RASCAL en el Hipódromo de Newbury. Definitivamente, una noticia trágica, ya que la desaparición del “Chairman” dejaba entre otras consecuencias la gran interrogación de si la chaquetilla de King Power Racing iba a seguir adelante o no.

En cambio, al poco tiempo las noticias fueron positivas, en lo que a la continuidad de la cuadra se refiere, ya que uno de los hijos del recientemente fallecido, Aiyawatt Srivaddhanaprabha, se puso al frente del proyecto hípico. Esta circunstancia, obviamente, marca un antes y un después para la corta historia de King Power Racing. Al respecto, lo importante de la continuidad de la chaquetilla blanquiazul era entre otras cosas, el poder mantener activa una cuadra en clara progresión y con grandes caballos que podrían aportarles a estos colores aún muchos éxitos. En dicha transición y dos semanas después de la mala noticia, llegó la gran carrera de DONJUAN TRIUMPHANT ganando el Wentworth Stakes (Listed) en Doncaster. Una victoria de lo más emocionante.


BEAT THE BANK | Foto: Racing TV

Nuevo año. Todo cambia en comparación con 365 días atrás. Llegan así algunos cambios en la chaquetilla. Probablemente, una de las noticias más relevantes fue el tener un jockey contratado como primer jinete. El elegido es Silvestre de Sousa, ganador de la estadística de jockeys en el Reino Unido los años 2015, 2017 y 2018. De esta manera, el brasileño se convierte en el 2019 en el nuevo jockey titular de King Power Racing. Llegaba también de este modo una gran oportunidad para un jockey que año tras año conseguía resultados muy importantes en las islas con estadísticas y carreras importantes de por medio, pero que nunca le llegaba la opción de vestir unas sedas de cierto prestigio como jockey titular.

Con los números en la mano el 2019 se convierte sin duda el mejor año de King Power Racing. La cantidad de grandes premios obtenidos crece exponencialmente, sumando 16 en total. A estas habría que añadir 43 triunfos más, dejando un cómputo total de 59 victorias. Incluso, este es el año en el que por fin llega el primer éxito de la cuadra en un Grupo 1. Más concretamente, este hito se produce en el Sprint Stakes dentro del “Champions Day” con DONJUAN TRIUMPHAT. Un ejemplar especial, ya que fue una de las primeras compras de Vichai al inicio del proyecto y además fue éste el caballo quién ganó la primera carrera importante tras la muerte del “The Chairman”. Una coincidencia y una historia única más que te dejan las carreras de caballos.

Asimismo, llegaron triunfos de cierto índole con ejemplares como el prometedor BANGKOK (Sandown Classic Trial (G3)), el incombustible BEAT THE BANK (Sandown Mile (G2) o Summer Mile Stakes (G2)), el peleón SHINE SO BRIGHT (European Free Handicap (Listed) y City of York Stakes (G2)) y el precoz MYSTERY POWER (Superlative Stakes (G2)). Éxitos de renombre a la que habría que incluir el triunfo de FOX CHAMPION en el 2000 Guineas alemán (G2). Siendo esta carrera la primera gran victoria conseguida por King Power Racing fuera de las islas.


DONJUAN TRIUMPHANT ganando el Sprint Stakes | Foto: Racing Post

Victorias aparte, igualmente hubo colocaciones de cierta calidad en carreras de Grupo, dejando un bagaje de resultados sin precedentes. Así, se alcanzaron más victorias que nunca, éxitos que fueron llegando incluso a nivel internacional y convirtiéndose la chaquetilla tailandesa en un referente en el mundo de las carreras. Las inversiones millonarias estaban dando sus frutos y la trágica noticia en la corta historia de la cuadra parece que estaba actuando de ángel de la guarda en los sucesos de la chaquetilla.

Síntoma de la buena tendencia fueron por ejemplo de manera anecdótica el triplete del 13 de julio del 2019 al conseguir tres grandes victorias el mismo día en tres hipódromos británicos distintos. Por un lado, en Newmarket, el Superlative Stakes (G2) con MYSTERY POWER. Mientras que, en York, el Diamond Jubilee Cup Handicap con PIVOINE, un hándicap bien remunerado de £124.500 para el ganador. Y finalmente, en Ascot, el Summer Mile Stakes (G2) con BEAT THE BANK.

A su vez, este año 2020, todavía con el año en curso, las cifras obtenidas son semejantes a las del año 2018 con 42 victorias en el Reino Unido. Nada mal para un año tan anómalo para el turf mundial en el que además King Power Racing pierde a dos grandes estandartes como DONJUAN TRIUMPHANT y BEAT THE BANK. Cierto es que los triunfos en carreras black type disminuye con la consecución de algunos Listed y Grupos 3, excepto un Grupo 2 obtenido recientemente. La gran esperanza en este sentido en el 2020 es HAPPY POWER, un 4 años en progresión y especialista en 1.400 metros ganando el Challenge Stakes (G2) y Supreme Stakes (G3). Así como el futuro parece estar en las manos de WINTER POWER (Harry Rosebery Stakes (Listed) y Cornwallis Stakes (G3)) o ANGEL POWER (Prix de Liancourt (Listed) y Pride Stakes (G3)). Además, se consiguen tres carreras de Grupo (G2 x1 / G3 x2) en el mismo día, 9 de octubre del 2020, en el mismo hipódromo, Newmarket, con el mismo jockey, Silvestre de Sousa, y con tres entrenadores distintos, Tim Easterby, Roger Varían y Andrew Balding. Días para recordar siempre.

En definitiva, King Power Racing se trata de un sueño tailandés que ha vivido de manera intensa su corta historia y que ha guardado a la par momentos de gloria y momentos de tristeza. Una chaquetilla relativamente nueva, que viene con la intención de que en el futuro igualmente pueda seguir competiendo de tú a tú ante los jeques e imperios del turf llenos de historia. Las carreras de caballos se relacionan muchas veces con los sueños y en este caso el sueño que tuvo un día Vichai Srivaddhanaprabha se está cumpliendo con su legado dejado en los hipódromos de todo el mundo.


HAPPY POWER | Foto: Racing and Sports


Foto portada: Morando de King Power Racing | Sportinglife

Comentarios

Entradas Populares

Yeguada Militar, historia de nuestro turf

  Cuadras míticas en nuestras pistas hay muchas y ha habido muchas. Pero a todo aficionado de nuestras pistas si le hablan de una chaquetilla roja con cruz de San Andrés verde y gorra verde le viene a la cabeza la Yeguada Militar. Colores que han tenido tiempos de gloria y tiempos de más penurias, pero siempre en nuestras pistas. Ha habido grandes colores que hemos mencionado en otros posts, otros en cambio, han pasado a la historia como es el caso de Rosales, Mendoza, Conde de Villapadierna, Ramón Beamonte, Alborada, Madrileña… De estos colores y de estas épocas poco siguen en pie solo cuadras como la Yeguada Urdiñ-Oriya, el Duque de Alburquerque y la mencionada Yeguada Militar. De este último precisamente hablaremos en estas líneas, pese a que sea difícil reunir todo en un artículo. Según datos obtenidos a partir del año 1941 y hasta hoy la Yeguada Militar ha conseguido ganar en 8 ocasiones la estadística de propietarios (1941 a 1943 y 1945 a 1949) y en 37 ocasiones la estadística

Lore-Toki, la cuna de las yeguadas en España

  A raíz del artículo publicado sobre la historia de la Yeguada Militar el jefe de la yeguada, Antonio Suñén se puso en contacto con un servidor para realizar una visita a la instalaciones situadas entre Hernani y Donosti. Mañana soleada, perfecta para la visita. Me acompaña en esta aventura mi padre, otro gran fan de los colores rojiverdes. Reconozco nunca haber asistido a una yeguada de PSI, por lo que me presento virgen a las puertas del recinto, que está formado por una valla de color rojo y verde con los iniciales de la yeguada (YM). Nada más entrar padre e hijo nos fijamos en dos yeguas madres con dos productos recién nacidos en un prado donde solo están ellas. Tras las presentaciones con Antonio volvemos cuesta abajo a ese prado que nos fijamos nada más entrar. Las yeguas resultan ser Jutlandia (Dyhim Diamond y Molinera) e Itaqui (Dyhim Diamond y Ragamuffin Mandy), junto a ellas están dos hembras que no se separaban de sus madres. Se me acerca con curiosidad Jutlandia junto a

Alejandro Gutiérrez Val, de Ashdeuzo a El Caney

El 24 de junio se produjo la confirmación de Alejandro Gutiérrez Val como jockey en España al ganar con El Caney el Gran Premio de Madrid. Hasta hace poco su trayectoria profesional ha sido desconocida por muchos. En cambio, la historia de este jockey nacido en la localidad cántabra de Requejo comenzó a escribirse varios años antes. Sus primeros pasos en el mundo del turf los dio, como otros tantos jóvenes cántabros, de la mano de Enrique Puente en la playa de Laredo. Sin embargo, algo que comenzó como un pasatiempo en vacaciones pasó a convertirse en su futuro oficio. Su buen hacer hizo que debutase en Laredo el año 2014 con Ashdeuzo siendo sexto a unas semanas de cumplir los 16 años. Mientras que su debut en San Sebastián fue semanas después con Banbu en el Memorial Emilio Castiñeyra. En su segunda actuación fue quinto ante el asombro de muchos aficionados que veían a un chaval que tenía cara de niño y un cuerpo todavía sin desarrollar. Tras el verano, dio el gran paso de irse a