Ir al contenido principal

LE HAVRE, gran competidor y mejor semental


Después de que anunciase hace unos días Sumbe que LE HAVRE paralizaba su función de semental por problemas de salud, se ha oficializado la muerte de este caballo. De este modo, a sus 16 años este magnífico corredor y todavía mejor padre de campeones deja ciertamente huérfano a la cría francesa. Se puede concluir con que LE HAVRE era uno de los mejores sementales del país vecino con un fee de 40.000 euros, siendo uno de los más caros que había en el mercado galo.

Como corredor su etapa deportiva fue más que notable, que no podía ser calificado como sobresaliente, por el hecho de no correr mucho debido a una lesión que le apartó de la competición. Fue entrenado por Jean-Claude Rouget. A pesar de todo fue todo un ganador del Jockey Club en el año 2009 con la monta de Christophe-Patrice Lemaire y anteriormente segundo de la Poule francesa siendo batido por SILVER FROST. Asimismo se le podría considerar como el primer campeón de la chaquetilla Gerard Augustin-Normand, con el que corrió. Además ganó el Prix Djebel y fue séptimo del Criterium Internacional (GI) a dos años tras ganar dos veces consecutivo en su edad precoz.

Su más que destacado momento de competición le permitió pasar a la yeguada yendo al Haras de la Cauviniere con un canon de cubrición de 5.000€ que fue ascendiendo año a año alcanzando el máximo de 60.000€ en los años 2017 y 2018. Esas subidas de precios se debieron al gran éxito que tuvo como padre. Y es que cuenta entre sus descendientes más destacados a WONDERFUL TONIGHT, LE CRESSONNIERE, AVENIR CERTAIN o VILLA MARINA. Mientras tanto, en España le conocemos por dos buenos caballos como DIEGO VALOR o ALARAZ.

En definitiva, gran pérdida para la cría francesa, ya que pierde a uno de sus grandes referentes en el sector durante los últimos años. Lo bueno de este caballo es que su legado seguirá muy vivo todavía con los grandes campeones que ha producido en pista, especialmente con las hembras. Descansa en paz campeón.



Foto portada: LE HAVRE | Foto: Racingfotos.com

Comentarios

Entradas Populares

Yeguada Militar, historia de nuestro turf

  Cuadras míticas en nuestras pistas hay muchas y ha habido muchas. Pero a todo aficionado de nuestras pistas si le hablan de una chaquetilla roja con cruz de San Andrés verde y gorra verde le viene a la cabeza la Yeguada Militar. Colores que han tenido tiempos de gloria y tiempos de más penurias, pero siempre en nuestras pistas. Ha habido grandes colores que hemos mencionado en otros posts, otros en cambio, han pasado a la historia como es el caso de Rosales, Mendoza, Conde de Villapadierna, Ramón Beamonte, Alborada, Madrileña… De estos colores y de estas épocas poco siguen en pie solo cuadras como la Yeguada Urdiñ-Oriya, el Duque de Alburquerque y la mencionada Yeguada Militar. De este último precisamente hablaremos en estas líneas, pese a que sea difícil reunir todo en un artículo. Según datos obtenidos a partir del año 1941 y hasta hoy la Yeguada Militar ha conseguido ganar en 8 ocasiones la estadística de propietarios (1941 a 1943 y 1945 a 1949) y en 37 ocasiones la estadística

Lore-Toki, la cuna de las yeguadas en España

  A raíz del artículo publicado sobre la historia de la Yeguada Militar el jefe de la yeguada, Antonio Suñén se puso en contacto con un servidor para realizar una visita a la instalaciones situadas entre Hernani y Donosti. Mañana soleada, perfecta para la visita. Me acompaña en esta aventura mi padre, otro gran fan de los colores rojiverdes. Reconozco nunca haber asistido a una yeguada de PSI, por lo que me presento virgen a las puertas del recinto, que está formado por una valla de color rojo y verde con los iniciales de la yeguada (YM). Nada más entrar padre e hijo nos fijamos en dos yeguas madres con dos productos recién nacidos en un prado donde solo están ellas. Tras las presentaciones con Antonio volvemos cuesta abajo a ese prado que nos fijamos nada más entrar. Las yeguas resultan ser Jutlandia (Dyhim Diamond y Molinera) e Itaqui (Dyhim Diamond y Ragamuffin Mandy), junto a ellas están dos hembras que no se separaban de sus madres. Se me acerca con curiosidad Jutlandia junto a

Alejandro Gutiérrez Val, de Ashdeuzo a El Caney

El 24 de junio se produjo la confirmación de Alejandro Gutiérrez Val como jockey en España al ganar con El Caney el Gran Premio de Madrid. Hasta hace poco su trayectoria profesional ha sido desconocida por muchos. En cambio, la historia de este jockey nacido en la localidad cántabra de Requejo comenzó a escribirse varios años antes. Sus primeros pasos en el mundo del turf los dio, como otros tantos jóvenes cántabros, de la mano de Enrique Puente en la playa de Laredo. Sin embargo, algo que comenzó como un pasatiempo en vacaciones pasó a convertirse en su futuro oficio. Su buen hacer hizo que debutase en Laredo el año 2014 con Ashdeuzo siendo sexto a unas semanas de cumplir los 16 años. Mientras que su debut en San Sebastián fue semanas después con Banbu en el Memorial Emilio Castiñeyra. En su segunda actuación fue quinto ante el asombro de muchos aficionados que veían a un chaval que tenía cara de niño y un cuerpo todavía sin desarrollar. Tras el verano, dio el gran paso de irse a